Viernes , 18 Agosto 2017

Home » Comunicación en Política » EMOCIONAR EN POLÍTICA

EMOCIONAR EN POLÍTICA

Febrero 27, 2015 1:18 pm by: Categoría: Comunicación en Política Deja un comentario A+ / A-

OBAMA HABLA SOBRE LA MUERTE DE NELSON MANDELA

Todos estaremos de acuerdo en que uno de los elementos más importantes e influyentes que se tiene en política es el discurso. Uno de los fines de los discursos políticos es persuadir, emocionar e incluso conmover a la población para que finalmente deposite su voto en una dirección u otra.

De hecho, esta herramienta de la comunicación política será finalmente la más recordada en la historia política del personaje que lo pronuncie. Casos como el de Martin Luther King, Adolfo Suárez o Hitler, serán rememorados no sólo por sus hechos, sino por sus palabras.

Todos buscan emocionar con las palabras a la ciudadanía, hacer discursos que sirvan de ejemplo. Un correcto control de la prosodia a la hora de leer un discurso es indispensable para conseguir que este cale en el público.

Actualmente, se encuentra en alza la utilización de la estrategia comunicativa del storytelling, a veces de manera brillante, otras no tanto, basada en contar una historia con tintes emotivos, que complemente la imagen de un determinado político y sirva de ayuda en el proceso de humanización del mismo.

No debemos olvidar que a la hora de ensalzar un discurso, este debe realizarse acorde a la población a la que se dirija y al contexto en el que se encuentre.

El empatizar con los oyentes mediante el relato de situaciones vividas por el personaje público, con un carácter idéntico a las pasadas por la población a la que va dirigida, colabora en la tarea de personalización y memorabilidad del político en la sociedad que lo lleva a cabo.

Esta nueva moda de emocionar a los votantes, contrasta con la formalidad de los personajes políticos, siendo en algunos momentos excesiva y me atrevo a decir que inhumana.

Los candidatos y representantes políticos, debido a la exposición pública a la que se ven sometidos, reciben formaciones similares a las recibidas por los actores, para poder tener autocontrol emocional y aparentar ser robots ante los ciudadanos, donde da la sensación que el destapar sus inquietudes, temores o emociones puede causar daños irreversibles en su carrera.

Pero en esa seriedad a veces superflua que los políticos proyectan, esa falta de sensibilidad ante situaciones injustas, la escasez de sentimientos a veces queda al descubierto por la sensibilidad, la emoción, la alegría y la tristeza que también padecen.

¿Qué ocurre cuando son los políticos los que se emocionan? ¿Son tan buenos actores que saben dónde y cuándo tienen que emocionarse para influir aún más a la población? He llegado a leer y escuchar opiniones perniciosas e injuriosas a raíz de contemplar los sentimientos a flor de piel de un político o cargo público. Debemos recordar que ellos, aunque se muestren fuertes y con la sangre helada, también son susceptibles a lo que les rodea.

Hay palabras que continuarán vivas en la sociedad debido al momento en el que han sido pronunciadas y que muestran un lado del político totalmente diferente a lo que estamos acostumbrados. Porque también tienen esencia humana aunque a muchos les cueste mostrarla o verla.

 

Si te ha gustado este artículo y para ser el primer@ en enterarte de todas las noticias, entrevistas, artículos, consejos… publicados en PRUEBATE MAGAZINE

¡Suscríbete gratuitamente a nuestro boletín!

índice

En el momento en el que te suscribas recibirás de regalo, a través de tu correo electrónico, el vídeo tutorial: “El saludo: el arte de dar la mano”, por Marina Fernández Estacio.

Más información.

EMOCIONAR EN POLÍTICA Reviewed by on . Todos estaremos de acuerdo en que uno de los elementos más importantes e influyentes que se tiene en política es el discurso. Uno de los fines de los discursos Todos estaremos de acuerdo en que uno de los elementos más importantes e influyentes que se tiene en política es el discurso. Uno de los fines de los discursos Rating: 0

Acerca de Diana Rubio

Diana es consultora, formadora e investigadora en comunicación, protocolo y eventos. Licenciada en Ciencias Políticas, Máster en organización de eventos y comunicación corporativa y nuevas tendencias en comunicación e innovación. Propietaria del blog "Política y Protocolo" uno de los primeros que relacionan estas materias y que actualmente se utiliza como fuente documental para cursos afines de manera internacional. Política y Protocolo ha sido finalista en los premios Victory Awards 2013 como mejor blog político del año por su impacto educativo y ganador en 2014, obteniendo la estatuilla en Washington. Diana realiza funciones de asesoramiento y formación en comunicación, protocolo y gestión integral de eventos a instituciones, personal y directivos de empresas, organismos públicos y privados, partidos políticos y a nivel internacional. Es docente en cursos profesionales y universitarios, columnista de opinión y conferenciante en seminarios y encuentros. Estas actividades las compagina con el doctorado en comunicación.

Deja tu comentario

scroll to top