miércoles , 23 octubre 2019

Home » Comunicación Interpersonal » 5 CLAVES PARA NO DIVORCIARSE EN VACACIONES
5 CLAVES PARA NO DIVORCIARSE EN VACACIONES

5 CLAVES PARA NO DIVORCIARSE EN VACACIONES

julio 7, 2014 11:39 am by: Categoría: Comunicación Interpersonal Deja un comentario A+ / A-

” Lo que fuere, sonará“  Refranero popular

Uno de cada tres divorcios se produce en septiembre. Las vacaciones de verano son el punto de inflexión para muchas parejas.

Tenemos más tiempo libre y más energía para tomar el pulso a la relación. Durante el resto del año estamos absorbidos por nuestro trabajo, casa, niños, colegios, obligaciones sociales o familiares, etc. También tenemos más convivencia y por tanto surgen más roces y además los conflictos latentes salen a la luz.

QUÉ HACER ( DIRIGIDO A HOMBRES Y MUJERES)

1.- PLANIFICAR JUNTOS

Somos dos personas independientes, ambos tenemos derecho a disfrutar de nuestro tiempo de vacaciones, pero también somos parejaDebemos planificar juntos cómo van a ser esas vacaciones: DÓNDECÓMO,  CON QUIÉN Y  QUÉ TIPO DE VIAJE QUEREMOS.

2.- JUNTOS PERO NO REVUELTOS

Si de verdad quieres que tu relación funcione,  debes priorizar la familia que tú has creado (con tu pareja e hijos si los hubiera) sobre la familia de origen (padres y demás) y la familia política (suegros y demás). 

La pareja necesita un espacio propio, una intimidad para revitalizar la relación, para fomentar esa complicidad del principio.

3.- JUNTOS Y REVUELTOS

Durante el resto del año solemos tener poco tiempo y energía para nuestra pareja. El periodo vacacional sirve para cargar las pilas de la relacióncomunicarnos FÍSICA y EMOCIONALMENTE.

En vacaciones podemos tener cantidad y calidad en nuestras relaciones sexuales, no valen excusas.

4.  QUE CORRA EL AIRE

El ser pareja no significa estar 24 horas juntos, a no ser que estés empezando una relación.

Estar pegados 24 horas puede resultar asfixiante. Hay que EQUILIBRAR tiempo para estar juntos, con tiempo propio, en el que cada uno haga lo que le plazca (leer, pasear, dormir, pintar, deporte, baile, bricolaje, no hacer nada, etc.) y este tiempo de desconexión con la pareja, hace que luego tengamos más ganas de conectar con ella.

5. TENEMOS QUE HABLAR  (Dicho por  cualquier miembro de la pareja, sea el hombre, o sea la mujer)

El conflicto es normal entre las personas, significa que tenemos diferentes opiniones acerca de algún tema y tenemos que ponernos de acuerdo,  porque nos incumbe a ambos.

Debemos comunicarnos de forma asertiva (respetando al otro y haciéndonos respetar nosotros) y empática (poniéndonos en el lugar del otro) y por supuesto, en el momento adecuado (en el que el otro nos pueda prestar atención plena y en un clima de tranquilidad).

Hay que decir lo que se quiere decir con claridad,  pero procurando no caer en reproches, malos modos, insultos o descalificaciones.

Buscar JUNTOS las alternativas y posible solución o soluciones que sean beneficiosas para ambos.

 

Si te ha gustado este artículo y para ser el primer@ en enterarte de todas las noticias, entrevistas, artículos, consejos… publicados en PRUEBATE MAGAZINE.

¡Suscríbete gratuitamente a nuestro boletín!.

índice

En el momento en el que te suscribas recibirás de regalo, a través de tu correo electrónico, el vídeo tutorial: “El saludo: el arte de dar la mano”, por Marina Fernández Estacio.

Más información.

5 CLAVES PARA NO DIVORCIARSE EN VACACIONES Reviewed by on . ” Lo que fuere, sonará“  Refranero popular Uno de cada tres divorcios se produce en septiembre. Las vacaciones de verano son el punto de inflexión para muchas p ” Lo que fuere, sonará“  Refranero popular Uno de cada tres divorcios se produce en septiembre. Las vacaciones de verano son el punto de inflexión para muchas p Rating: 0

Acerca de Susana Aparicio

Soy Psicóloga vocacional. Creo en las personas y me apasiona el comportamiento humano y las relaciones interpersonales. Soy una persona muy comunicativa, sincera, positiva, empática, cercana y con mucho sentido del humor. Mi trayectoria profesional ha transcurrido en el área de la formación, centrada principalmente en Habilidades Directivas e Inteligencia Emocional. Actualmente estoy inmersa en un proyecto formativo de educación emocional en las relaciones personales, tema que me apasiona. No es terapia, sino educar para prevenir, en vista del alto índice de fracasos en las relaciones de pareja, que originan conflictos y mucho sufrimiento en la sociedad actual. Abordo diferencias de género, comunicación hombre-mujer, expectativas realistas e Inteligencia Emocional para ser más felices en nuestra esfera personal, cuyo bienestar se contagiará a la esfera social y profesional. Encantada de poder aportar mi granito de arena, contribuyendo a mejorar nuestras relaciones interpersonales.

Deja tu comentario

scroll to top